¿Me haces un descuento por ser la clase online?

¿Te has encontrado en esa situación un tanto incomoda cuando el alumno te pide un descuento porque las clases son por internet? ¿O que te diga que por qué las clases cuestan igual siendo presenciales que online? Estas peticiones o dudas son mucho más normales de lo que nos gustaría. Muchas personas relacionan internet con descuentos: “Quiero comprar un teléfono, en la tienda me cuesta $$$, pero lo he visto en una página web por $$.” Y esto, se quiere aplicar de la misma forma a las clases online, pero no es, ni de lejos, el mismo caso. Así pues, si algún futuro estudiante te viene con la misma problemática te aconsejo leerte el siguiente texto para poder responderle con todas las razones bien aprendidas. Eso sí, debes evaluar tu caso y saber lo que puede ser aplicado y lo que no.

1. Calidad de las clases

Como suelo decir, si alguien te pide un descuento porque las clases son por Internet, siempre le puedes decir que sí, por supuesto, pero que entonces también le harás un descuento en la calidad de dichas clases. Y es que:
– La preparación de las clases es la misma
– La calidad de la clase es la misma
– La corrección de ejercicios entre clase y clase es la misma

Por tanto, ¿por qué debería ser el precio diferente? Ante esta pregunta el alumno te podría responder…

2. En las clases presenciales tienes gastos que no tienes en las de internet

“En clases presenciales tienes gastos de fotocopias o libros (aunque hay profes que cobran las fotocopias) y sin embargo por internet no necesitas gastar en esos materiales”. Por supuesto, no tienes que gastar en fotocopias o impresiones (aunque, de nuevo, hay profes online a los que les gusta tener su material impreso), pero los libros que se usen los tienes que comprar igualmente. Los puedes bajar pirateados, claro, pero además de no ser una opción muy ética (aunque sí muy práctica, para que mentir), también puedes hacer copias o usar el libro en formato digital en tus clases presenciales. No hay diferencia por tanto.

3. Ya, pero ¿y el dinero que te ahorras por no desplazarte hasta mi casa?

Eso es verdad, no hay duda. Cuando el profe presencial se desplaza, debería cobrar el precio de la clase más un extra por todo lo que el desplazamiento implica. Este extra puede ser el gasto del coche, transporte público o el equivalente al tiempo de desplazamiento perdido y en el cual podrías haber dado otra clase. Por tanto, deberías dejar claro al alumno que está pagando un precio por las clases y un extra por el desplazamiento. El precio de la clase no puede variar. El del deslazamiento sí, pero en este caso el profesor puede responder algo así como:

4. ¿Y los gastos obligatorios de dar la clases por Internet?

Es verdad que a causa de la falta de desplazamiento, puedes ahorrar tanto en dinero como en tiempo (y el tiempo es oro como me recordaba la colega Gara en el grupo de profesores online en Facebook). Pero, entonces ¿quién cubre los gastos obligatorios que ahora vas a tener a causa de ser las clases por Internet? Antes no tenías la obligación de tener ni ordenador ni una buena conexión de Internet. Y no son baratos precisamente (eso ya depende del país donde vivas)

Ser profesor de idiomas es algo muy bonito si tienes esta vocación o si has descubierto recientemente lo mucho que te gusta, pero no deja de ser un negocio como otro cualquiera. Tienes gastos. A veces de desplazamiento, a veces de una buena conexión de Internet. Esos gastos los puedes asumir tú o se los puedes pasar al estudiante que es lo que se suele hacer en cualquier negocio bien estructurado. Cuando tú vas a un restaurante a comer un plato de alubias, no estás pagando solamente las alubias, sino también la electricidad del local, los salarios, los impuestos y otro sinfín de microgastos. En nuestras clases es lo mismo. a veces los gastos o ahorros provocados por el desplazamiento pueden ser nimios o no existir, otras veces pueden ser muy grandes y en muchos casos, simplemente, serán sustituidos por los gastos obligatorios derivados de tener clases online.

Por cierto, si aún no tienes claro como calcultar lo que debes cobrar por tus clases, te aconsejo que te pases por la calculadora que creé para este fin: ¿Cómo calcular lo que tienen que pagar tus alumnos por tus clases?

5. Y los gastos opcionales, ¿qué?

En las presenciales tienes gastos opcionales (pero, según cada caso, muy recomendables) como la compra de una pizarra, un dispositivo o aparato para poner audios o videos, tizas o rotuladores, papel, etc. Lo cierto es que en las clases en Internet tienes los mismos gastos o más, dependiendo de las preferencias o necesidades de cada uno. Por ejemplo puedes gastar en auriculares, microfono, cámara web buena, pizarra virtual, servicios virtuales de pago, página web, herramientas online, etc.

6. ¿Y a la hora de pagar sigue todo igual?

La respuesta es no. De hecho, me atrevería a decir que salimos perdiendo algo en las clases online. En las presenciales te pagan normalmente por transferencia bancaria, cheque o en mano (lo cual, por cierto, genera un dinero en negro para aquel que se sienta bien consigo mismo sin declararlo).

Mientras tanto, en las clases por Internet tendrás que usar sistemas como PayPal, pasarelas de pago o, por supuesto, las transferencias bancaria de toda la vida. El problema es que PayPal o similares plataformas, te cobrarán una comisión mayor o menor según el caso. Incluso según donde viváis tú y tu alumno, en la transferencia bancaria también puedes perder algún porcentaje en el camino. Si además se te ha ocurrido poner precios en diferentes monedas (lo que en principio no es una buena idea), perderás más aún en el proceso de cambio.

Resumiendo.

Las clases presenciales tienen unos gastos y necesidades y las clases por Internet otras. A veces coinciden y a veces no. Realmente, no existen muchos motivos para que el precio de una clase presencial sea diferente al de una clase online. Pero, esta es mi opinión y en este artículo te he dado una serie de ideas para que puedas calcular tú mismo si mi conclusión esta justificada o no en tu caso.

¡Comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on VK

Leave a Reply

avatar
Carmen

Totalmente de acuerdo!

wpDiscuz